¿Quiénes y por qué hicieron nuevas listas negras con las listas negras?

LA CHE pide explicaciones,  y hasta tanto no sean dadas repudia  la inexcusable exclusión de un miembro destacado de este movimiento –entre otros que no hemos podido aún ratificar– en los homenajes que se realizaron  el lunes 2 en el Centro Cultural Haroldo Conti y el jueves 5 en el Senado de la Nación.
Rodolfo Nadra, integrante de las listas negras difundidas por el lopezreguismo primero, y luego en el grado de mayor peligrosidad en las elaboradas por las FFAA, reveladas y difundidas valientemente por el ministerio de Defensa, NO  fue invitado a ninguna de las más que justas iniciativas, convocada la primera por el director del Centro, Eduardo Jozami, y la segunda por el senador Daniel Filmus.
Llama la atención la ausencia, que no podemos ratificar fehacientemente como en el caso que denunciamos,  de numerosos comunistas que integran estas listas, una práctica habitual  contra la militancia de ese origen.
¿Quién está elaborando este nuevo listado de censurados dentro de las listas negras de la represión genocida?
¿Ignoran acaso que estamos ante una familia que tiene dos integrantes en esas listas negras –Rodolfo y su padre, el dirigente Fernando Nadra-, mientras un reciente documento desclasificado por la CIA  ubica a un tercero, Alberto Nadra, también actual miembro de LA CHE, como “oficial de inteligencia cubano”, con la peligrosidad de semejante  caracterización, por parte de la Agencia terrorista, impulsora de miles de asesinatos y exterminios masivos en el mundo?
¿No toman conciencia que no se trata de un simple desconocimiento, sino  ignorar y aislar a hombres y mujeres que todavía –como lo prueba el caso de Julio López—pueden estar en peligro?
Ante estas circunstancias, LA CHE exige que los organizadores den una explicación ante esta situación, que  expliquen con qué criterio se ignoró este y otros casos de integrantes de las listas negras, que no fueron  invitados.
Y exigimos, también, que la respuesta  y la reparación sea inmediata y contundente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.