¿Cómo Respaldar a Cristina?

Como bastantes amigos sabrán integro la agrupación LA CHE, en cuya página de FCB, una compañera, a la que no logro ubicar la frase o post que la molestó, escribió hace unas horas que “si se meten con Cristina, me borro del grupo”. Como uno de sus iniciadores, y siendo un tema recurrente en lo que se ha dado en llamar “redes sociales” y la militancia territorial o sectorial, quisiera aprovechar para aclarar algunos puntos. En este caso PERSONALMENTE, pues no quiero comprometer en un TODO a LA CHE, donde no hay pensamiento único, sino valores y convicciones compartidas, con los matices de cada compañero, sobre la base de la convocatoria que figura en la composición del grupo, y publicada en este blog.

En esa convocatoria hay tres puntos básicos: 1) nuestro apoyo militante al proceso iniciado en 2003 por Néstor , y AHORA PARTICULARMENTE NUESTRO APOYO A CRISTINA 2) que ese apoyo lo hacemos desde una utopía que simboliza el CHE, si se quiere desde una izquierda nacional, popular y latinoamericanista; 3) que nuestro apoyo es sin vacilaciones, pero no implica callar los aspectos que no compartimos, sino ayudar decididamente a corregirlos y profundizar todos los importantísimos pasos dados por esta gestión.

Tenemos los pies muy firmes sobre esta realidad, pero al mismo tiempo no olvidamos nunca que nuestro sueño apunta más allá, cerca del horizonte. Nuestra utopía es una sociedad donde el hombre no nazca para ser esclavo de otros hombres, una sociedad que supere este capitalismo que desde hace mucho más de 200 años no ha resuelto uno solo de los problemas de la humanidad. La producción social de la riqueza y su apropiación privada, por un puñado de dueños del poder, ha generado la sociedad más injusta que ha conocido el hombre. La que más riquezas produce y la que más injustamente las distribuye, con 2/3 de la humanidad en la miseria en pleno siglo XXI, sin salud, sin vivienda, sin servicios sanitarios básicos, con millones de niños muriendo diariamente por causas evitables. Este sistema que no vacila en invadir países y exterminar pueblos para apropiarse de sus riquezas, como estamos viendo en estas horas en toda su crueldad e hipocresía. Póngale a nuestro sueño el nombre que quiera, suponga que falta mucho para ella, que tal vez no la vivamos, pero no es esta sociedad capitalista.

Pues bien, esos principios, pueden encararse con más detalle. ¿Qué significa HOY apoyar a Cristina y el proceso de cambios iniciado en 2003? Precisamente con Néstor Kirchner me tocó hablar, personalmente, con toda franqueza , acerca de la necesidad de conformar una fuerzas político social de apoyo, que necesariamente debería exceder el peronismo, incorporar otras culturas –entre ellas la izquierda de la que yo me siento parte– que históricamente conformaron el movimiento nacional y popular en Argentina, muchas veces trágicamente divididas, y siempre pagando con su libertad y su sangre la voluntad de cambio por el bienestar de nuestro pueblo. De esa manera, seguramente con el aporte de muchos, el “flaco” me sorprendió por primera –aunque no por última– vez, y de la inspiración de Néstor nació la “transversalidad” como un intento, que mucho tuvo que batallar con la incomprensión de muchos supuestos “paladines” del rumbo, agitando tan fanática como falsamente, las figuras del entonces Presidente de los argentinos, para impulsar todo lo contario a lo que se proponía: la pejotizaciòn. Muchos de ellos saltaron la tranquera durante el conflicto con la patronal rural, otros quedaron a resguardo pero manteniendo su política de “pelear desde adentro” para frustrar el proyecto popular y volver a su manía hegemónica y reaccionaria.

Compañera, ¿cómo cree usted que se defiende a Cristina? ¿agitando su retrato?, ¿subrayando sus inocultables virtudes con frases a las que no acompaña la acción concreta? Pues es una forma, respetable por cierto, pero no la nuestra, pues la consideramos, como menos insuficiente.

Nosotros, muchos de los cuales no somos peronistas, venimos a poner el cuerpo, pues SOMOS PARTE de este proceso desde su inicio, porque estamos más cerca de nuestros compañeros del peronismo combativo que de cierta izquierda irracional y mesiánica, para no hablar de la reformista, que oculta su conservadorismo bajo rosas rojas sin perfume y marchitas de ideología. A muchos peronistas, a su manera, les pasa lo mismo. Por eso trabajamos codo a codo. ¿Por qué cree Ud. compañera que Cristina llama incansablemente a todos los sectores que quieran empujar este modelo “sin preguntarle partido ni ideología”? ¿Por qué cree que Cristina llama, una y otra veza, a sólo preguntar si están de acuerdo con la Asignación Universal por Hijo, con la Verdad, la memoria y la Justicia; con la pluralidad de voces que impulsa la nueva ley de Medios; con privilegiar el mercado interno y el consumo de los argentinos como motor del desarrollo; con romper los vínculos de la dependencia con los organismos internacionales; con reivindicar el papel regulador –y protector de los más humildes—del Estado?

Ahora bien compañera, hay cosas que Cristina no puede hacer sola, quizá siquiera llevar la iniciativa. Es la presidente de todos los argentinos, debe respetar determinadas relaciones de fuerza. La dirigencia y la militancia estamos para eso: para ayudarla a que se apoye en nosotros para que los Blaquier no sigan eludiendo la responsabilidad en el Terrorismo de Estado, la masacre de sus propios trabajadores de Ledesma; para que los Biolcatti no quieran negociar a costa de los pequeños productores y los obreros rurales; para que los grandes pulpos de la economía no se enriquezcan, aún más, manejando la cadena de formación de precios, y se opongan a cualquier control popular de precios, y encima consideren “exorbitantes” los aumentos salariales que solo compensan la pérdida de valor de compra del salario.

Compañera, creo con franqueza y fraternalmente que usted se equivoca si cree que defender a Cristina es callar que las fabulosas renta financiera, pesquera, petrolera y minera, con una rapiña descomunal sobre nuestras riquezas y envenenando a nuestros compatriotas, están intocadas, o apenas rozadas, con recursos que necesitamos vitalmente para más salud, más educación, más vivienda. Compañera nosotros no hacemos política, ni nos jugamos el todo por el todo por este proyecto, silenciando la corrupción y la complicidad en el delito de droga, prostitución o juego, de tantos supuestos “peronistas”, como tantos otros que no lo son, del conurbano y del país. Nosotros no trenzamos con quienes tienen una historia negra contra el pueblo y ahora pretenden defender a Cristina SIN Cristina, pues acumulan para su proyecto, que no es el suyo, empapelando los barrios con declamada lealtad a la Presidenta. Nosotros, insisto, apoyamos a Cristina construyendo la fuerza político social que este a su disposición para defenderla del ataque de sus adversarios, y mucho más de los enemigos, que enfrente la presión del insaciable capital rentístico y especulativo local e internacional, la acciòn de los intereses afectados por cada medida –tomada y por tomar– favorable al campo popular, al ciudadano humilde y desprotegido. Nosotros con estas banderas, con estas convicciones, sin especulaciones electorales pues no integramos ninguna lista, estamos junto a Cristina, LUCHAREMOS POR REVENTAR LAS URNAS el próximo octubre, y seguiremos apoyando, defendiendo, contribuyendo a corregir y profundizar este modelo, con las fuerzas que sepamos conseguir.

Fraternalmente.

Alberto Nadra

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.