Elisa Carrio en la pendiente I

Así informó la agencia ANSA acerca del acto de repudio a Carrió, llevado a cabo en la Cámara de Diputados ayer por la tarde.

BUENOS AIRES, 11 (ANSA)- Asociaciones de residentes
paraguayos en Buenos Aires y dirigentes políticos de ese país y
de Argentina repudiaron hoy a la ex candidata presidencial Elisa
Carrió, por negar que el dictador Alfredo Stroessner hubiese
secuestrado y asesinado a cientos de opositores.
El repudio se concretó en el Congreso Nacional durante la
presentación de un proyecto de declaración que condena
“cualquier manifestación pública que niegue o minimice la
existencia de la shoah/holocausto, del exterminio del pueblo
armenio y de cualquier otro genocidio, y la violación a los
derechos humanos implementada por el terrorismo de estado
impuesto por las dictaduras latinoamericanas”.
El proyecto fue presentado por un grupo de legisladores del
oficialismo y la oposición, encabezado por Agustín Rossi, actual
presidente de la Cámara de Diputados de Argentina.
En el proyecto sobre “negacionismo” se menciona como ejemplo
al obispo lefebvriano Richard Williamson, expulsado hace diez
días de Argentina por faltas a las normas de la inmigración,
después de la polémica mundial que causó por negar el
Holocausto.
Carrió, férrea opositora del gobierno argentino, también fue
incluida en el proyecto de repudio, porque el 24 de enero
declaró a la revista Noticias de Buenos Aires que Stroessner “no
mandó a matar opositores”, al comparar al ex dictador paraguayo
con el ex presidente Néstor Kirchner.
La legisladora Silvia Vázquez, una de las autoras del
proyecto, sostuvo que “es imposible que una dirigente, que ha
sido diputada nacional, candidata a presidente de su país, y que
se jacta de haber vivido a pocos kilómetros de la frontera
paraguaya, desconozca estos hechos”, en referencia a Carrió,
oriunda de Chaco, provincia limítrofe con Paraguay.
“Sólo queda pensar que en realidad el negacionismo de esa
triste historia latinoamericana está vinculado a su propio papel
como fiscal de la dictadura procesista en su país”, agregó
Vázquez.
Durante el acto se leyó una declaración de Martín Almada,
dirigente de derechos humanos de Paraguay e investigador del
“Plan Condor”, que calificó de “infame” la negación de los
asesinatos cometidos por la dictadura de Stroessner.
Rodolfo Garcete, presidente de la Confederación
Latinoamericana de Trabajadores, agregó que “la posición de
Carrió provoca indignación”.
Entre los asistentes al acto de repudio participó Luis Adolfo
Soler, hijo de Miguel Angel Soler, dirigente del Partido
Comunista de Paraguay, secuestrado, torturado y asesinado
durante la dictadura de Stroessner.
También participaron familiares de ciudadanos paraguayos
secuestrados en Buenos aires durante el “Plan Condor” y
delegados de la Alianza Patriótica para el Cambio, del
presidente Fernando Lugo.
Los declaraciones de Carrió trascendieron en Asunción a
partir del repudio del partido Izquierda Democrática de
Argentina, que a mediados de febrero afirmó que la dirigente
política “debe pedir disculpas al pueblo paraguayo por
justificar al genocida Stroessner”.
Alberto Nadra, secretario general de Izquierda Democrática, y
las asociaciones de residentes paraguayos, reiteraron hoy que el
Congreso argentino debe expresar “la más enérgica condena de
este tipo de declaraciones” a modo de “reparación” a las
víctimas de la dictadura paraguaya.
“Es con estas víctimas y sus familiares, muchos nacidos y
criados en el exilio argentino, que debe disculparse la señora
Carrió”, completaron.
Durante el acto se leyó el informe de la Comisión de la
Verdad y Justicia de Paraguay que identificó a 423 opositores
asesinados, 336 víctimas de desapariciones forzadas y 59
ejecuciones extrajudiciales durante la dictadura de Stroessner
(1954-1989).

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.