Martinez de Hoz marca el camino

Media página de La Nación y Clarin ocupa una solicitada del ex ministro, firmada por el mismo y titulada “Otra vez con Martínez de Hoz. Una persecución interminable”, en la que, entre otros conceptos, dice que “El único objetivo del actual proceder es intentar forzar mi encarcelamiento” por lo que “La trampa es obvia. Pero en la Argentina de hoy, con sus instituciones degradadas, el Estado de Derecho reducido a una mera apariencia y un gobierno que continua promoviendo abiertamente el enfrentamiento entre los argentinos, no parece que existan frenos institucionales que contengan la ensañada y larguísima persecución en mi contra, que no tiene precedentes en el pais” (!!!!).

La caradurez del personaje, su cinismo sin par, tiene una contracara, es casi un himno de elogio, contrario sensu, a la lucha de toda la militancia por los derechos humanos, y profundizada por el actual gobierno, que permite que ahora la Justicia avance sobre los responsables intelectuales del proyecto golpista, su proyecto antipopular en lo econòmico y el genocidio del que formaron parte activa.

Buena sìntesis en Crítica de Graciela Rosemblum, titular de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, quien considera que el eventual procesamiento de Martínez de Hoz “abre la puerta para llevar a juicio a civiles que participaron en la estructura del terrorismo de Estado. Estamos hablando de uno de los ideólogos, de la representación más alta de quienes se beneficiaron con los cambios en la estructura económica que facilitó el genocidio en la Argentina. Porque la dictadura no fue pensada por un grupo de locos que querían matar gente sino, fundamentalmente, para poder producir los cambios en la estructura económica, social y cultural del país, que en los 90 instaló el neoliberalismo y que hubiera sido imposible con el movimiento popular organizado en la calle”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.