Cinco años sin “Cacho” Scarpati

Hoy, 16 de agosto, se cumplen cinco años de la muerte de mi amigo Juan Carlos “Cacho” Scarpati, militante de la Resistencia, miembro de las Fuerzas Armadas Peronistas, oficial mayor de Montoneros, quien murió a los 68 años, el 16 de agosto de en 2008.Luego de años en los que quizá no hubiéramos cruzado precisamente palabras, lo conocí con la vuelta de la democracia en 1984 y me tocó compartir con él –como representante de mi partido—los primeros pasos del Peronismo 26 de Julio, organización que fundó en 1985 y donde aún se lo cita como su secretario general”, y que apoya decididamente el actual proceso nacional y popular.“Cacho” fue secuestrado el 28 de abril de 1977, luego de recibir ocho balazos, incluidos dos en la cabeza que le hicieron perder el conocimiento mientras lo trasladaban a Campo de Mayo. Durante veinte días en estado de coma, cuadro que no impidió interrogarlo, fue asistido por una cautiva que se negó a quitarle la vida.El destino unánime de quienes caían en manos del general  Riveros era “el traslado”: subían a 40 o 50 cautivos adormecidos a un camión, que los llevaba hasta la cabecera de la pista del Batallón de Aviación 601, donde los embarcaban en aviones con destino a alta mar. Antes les sacaban la ropa y la quemaban. Cacho comenzó a planificar la fuga. El 17 de septiembre, en La Plata, donde un compañero había sugerido que el “Loco César” podía marcar una emisora de Radio Liberación, aprovechó un descuido, redujo a un guardia y escapó. Recuperó a su hija y a los tres meses logró salir a Brasil.En 1979 hizo su primera denuncia pública desde España ante la Comisión Argentina de Derechos Humanos, la Cadhu. El 24 de marzo de 2006 habló en Campo de Mayo. “No se entiende la saña y las desapariciones sin la historia previa”, dijo, y enumeró: bombardeos de Plaza de Mayo, secuestro del cadáver de Evita, secuestro y desaparición de Felipe Vallese, fusilamientos en José León Suárez, en la cárcel de Las Heras, en Campo de Mayo y en Lanús; presos del Conintes, traición de Frondizi, cárcel “por querer traer a Perón”. “Hoy todo el mundo reivindica la lucha de los ’70, pero algunos no estuvieron”, advirtió, y reclamó “que cada agrupación levante a los caídos con su identidad política”.

Eso hago Cacho, como nos juramentamos alguna vez.

Mi abrazo eterno y Hasta la Victoria Siempre.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.